Concepto y creación:

El título es una referencia al comienzo de la vida de Bella como vampiresa neófita, lo que se refleja en la portada, que muestra la progresión de Bella a lo largo la saga. Al principio es la ficha más débil del tablero, el peón, pero al final se convierte en la más fuerte, la reina."[1] Amanecer está influenciada por las obras de teatro El mercader de Venecia y El sueño de una noche de verano.

En un principio, la autora escribió un libro titulado Forever Dawn (Amanecer eterno), como una secuela a Crepúsculo.[4] El argumento es el mismo, sin embargo, este relato estaba narrado completamente desde el punto de vista de Bella. Además, los hombreslobo y Jacob eran personajes con poca importancia para la trama, Victoria y Laurent estaban vivos y constaba de un epílogo.

Con respecto al nombre Renesmee, la autora ha comentado que "no podía llamarla Jennifer o Ashley. ¿Qué nombre se le pone a un bebé único en el mundo? Busqué en un montón de páginas web con nombres para niños y, al final, me di cuenta de que no había ningún nombre humano que me fuese a gustar, así que decidí inventarme el mío propio."[1] La idea de incluir el embarazo en su historia surgió cuando se topó con la leyenda del íncubo, un demonio que puede tener hijos, lo cual quiere decir que Edward es un demonio, y no un vampiro.[1]

Con respecto a la decisión de terminar la saga, Meyer ha comentado que Crepúsculo es la historia de Bella y este era el momento natural para acabarla.

Argumento:

Amanecer (Breaking Dawn) es la cuarta y última novela de la saga Crepúsculo escrita por Stephenie Meyer y la última narrada desde la perpectiva de Bella Swan. A diferencia de sus predecesoras Crepúsculo, Luna Nueva y Eclipse, Amanecer está contada por Bella y por Jacob Black.Se puso a la venta el 2 de agosto de 2008 en inglés y el 8 de octubre en español.

 

Primera parte

La primera parte trata sobre el matrimonio de Bella y Edward. Edward va a casa y le dice a Charlie que se van a casar. Él no se opone, aunque les dice que quizá Renee si lo haga, pero ella tampoco lo hace y la boda cuenta con la aprobación de la familia entera. Ese día se presenta Jacob. Empieza a conversar con Bella y sale a flote el tema del pacto que hizo con Edward, que ellos harían el amor cuando se casaran.

En su luna de miel, en una isla privada llamada Esme, Edward y Bella hacen el amor. Pero Edward la lastima y le dice que no la volverá a tocar hasta que sea vampira, pero ella logra seducirlo y hacen el amor dos veces mas sin que Edward la lastime.

Poco después, Bella descubre que está embarazada. Tras hablar con Carlisle la idea se ve confirmada y Edward y ella regresan a casa. Éste, preocupado por su bienestar, y la insta a abortar ya que el bebé se alimenta de la energía de Bella. Sin embargo, ella quiere quedarse con el niño y decide pedir ayuda a Rosalie que siempre quiso ser madre.

Segunda parte

Jacob Black narra la segunda parte de la novela que trata sobre el embarazo de Bella y el nacimiento del bebé. Cuando Jacob llega a la mansión de los Cullen descubre el embarazo de Bella además de que ella se está muriendo. Edward abatido por el dolor, suplica a Jacob que le pida a Bella que aborte diciendole que si ella desea un bebé, el mismo Jacob podría dejarla embarazada. Jacob habla con Bella y ella rechaza la idea. La manada de hombres lobo, que desconoce los peligros que este niño puede entrañar, traza un plan para destruirlo aunque supone matar a Bella para llevarlo a cabo. Jacob no está de acuerdo y se subleva, abandonando así la manada y creando la suya propia con Seth y Leah Clearwater. La convivencia de Jacob, Seth y Leah con los Cullen hace que aparezca la esperanza de acabar la enemistad de los licántropos con los vampiros Cullen. Por su parte, Edward descubre que puede leer los pensamientos del bebé, el cual quiere a Bella, descartando así la idea del aborto. Bella da a luz a penas un mes después de haberse quedado embarazada. Al hacerlo, se le rompen un gran número de huesos y pierde una gran cantidad de sangre así que, para salvar su vida, Edward le inyecta su veneno y la transforma en vampiro. Jacob, presente durante el alumbramiento, se enamora inmediatamente de la hija recién nacida de Bella, Renesmee (a la que él apodará Nessie).

Tercera parte

La última parte del libro retorna a la perspectiva de Bella que ha sido convertida en vampiro y disfruta de su nueva vida teniendo relaciones con Edward todas las noches. Sin embargo, mientras Jacob, Bella y Renesmee están de caza se encuentran con Irina, del clan Denali, que confunde a Renesmee con una "niña inmortal" (un niño que ha sido convertido en vampiro antes de ser suficientemente mayor como para poder responsabilizarse de sus acciones). Irina acude a los Vulturis, pues ellos habían prohibido la creación y protección de esta clase de niños, y éstos deciden destruir a Renesmee. Entre tanto, Bella descubre su don : ser capaz de inmunizar, gracias a un escudo, a todo el que quiere de peligros como el don de Jane. Asi que, para intentar salvarla, los Cullen reúnen a vampiros de todo el mundo que puedan ser testigos y probar a los Vulturis que Renesmee no es una niña inmortal. La confrontación sucede la noche anterior a nochevieja de 2006.[5] Mientras se enfrentan a los aliados y a los testigos de los Cullen, los Vulturis descubren que han sido mal informados e inmediatamente ejecutan a Irina por su error. Sin embargo, siguen indecisos en lo que respecta a Renesmee pues no saben si puede ser una amenaza para la existencia secreta de los vampiros. En ese momento, Alice y Jasper, que se habían marchado antes de la confrontación, regresan con Nahuel que, como Renesmee, es mitad vampiro, mitad humano y tiene 150 años. Él demuestra que esta especie no es una amenaza y los Vulturis se marchan puesto que saben que no les queda ninguna razón para destruir a Renesmee y temen a Bella por su don que hace invunerable a su familia de los poderes de los Vulturis. Bella, Edward y Renesmee pueden así volver a casa y retomar sus vidas en paz para siempre.

Potencial para una película:

En este momento no hay planes para hacer una película de Amanecer. Stephenie ha declarado en su página web que, en caso de llevarse a cabo, tendría que hacerse en dos películas ya que considera difícil que toda la acción pueda ser desarrollada en sólo 90 minutos. Según ella, el libro es demasiado largo."[1] También cree que podría resultar imposible de hacer puesto que no hay ninguna actriz que pudiera interpretar el papel de Renesmee, un bebé capaz de pensar y comunicarse casi como un adulto. "Incluso si se desarrollase por ordenador, no parecería real aunque, hoy en día, la tecnología hace cosas increíbles y todavía queda un poco de tiempo."[1]